Opinião

MINUSTAH
23/03/2005
Segurança Regional
26/03/2005

Geopolítica

Alerta en Latinoamérica

Carolina Alcalde Román

La ratificación en el poder del Presidente boliviano Carlos Mesa ha sido un nuevo ejemplo para América Latina. Ciertamente la decisión tomada en el congreso boliviano no fue una gran sorpresa, pues los diversos partidos políticos que conformaban la sesión tenían muy en claro el peligro que representaba la renuncia presidencial; sencillamente un paso más para la izquierda, ese tipo de izquierda dirigida por Chávez.

Para nadie es un secreto que la presión ejercida por el gobierno de Bolivia es auspiciada por el líder cocalero Evo Morales, quien es apoyado por el flamante Presidente venezolano de manera muy firme.

Es sumamente interesante el hecho de que al instante de que Mesa presentara su renuncia hayan salido a las calles cientos de bolivianos con el fin de apoyarlo, hubo terror de quedar en mano de los “locos” tal y como lo refería una mujer en declaraciones a CNN en español, quien suplicaba a su presidente que no dimitiera.

La situación es incierta, no solo en Bolivia sino en Venezuela, Colombia y pare de contar, pues la bandera de quienes crean la inestabilidad política es la violencia, una violencia que se olvida de aquellos por los que supuestamente luchan: el pueblo.

Mil veces me he preguntado si Hitler sintió compasión por alguno de esos miles de judíos a los que a sangre fría mando a asesinar, si algún elemento de las FARC ha sentido el dolor al disparar contra un niño o remordimiento al ver la agonía de un secuestrado, si Fidel ha derramado lágrimas debido a las barbaridades que ha cometido, si a los etarras les ha temblado el pulso a la hora de sembrar el pánico y si Chávez ha sentido remordimiento de llamar golpistas a los opositores al gobierno, tomando en cuenta que fue él quien auspició las intentonas de golpe de estado en donde fallecieron decenas de venezolanos …definitivamente no, la ambición de poder y la ceguera ideológica no les permite ver más allá de sus narices, acaba con su sensibilidad o cuando menos no demuestra ni el más mínimo respeto, en nuestro caso, por ninguno de los venezolanos que han fallecido con bandera en mano en el transcurso de los tres últimos años; resulta paradójico que el pueblo no deba sentir temor porque quien está en peligro de un supuesto genocidio es Chávez, pero yo me pregunto ¿quién mata a quién realmente?, el poder los mata, la ambición los mata, las ideología los mata, el fanatismo los mata, mientras que ellos masacran y asesinan a quien en ellos confían.

En cuanto a la interrogación que mil veces me he hecho, algún partidario de las estrellitas mencionadas en el afán de ir contra la corriente económica capitalista cuyo símbolo es Estado Unidos, me preguntará si no he pensado en el sentimiento de Bush en relación a Irak, a pesar de repudiar el dolor de inocentes, es otra polémica, con causas diferentes y sobre todo originadas con un fanatismo diferente pero que, sin embargo, a la larga se relacionan porque esos impulsadores del terror usan la fe del pueblo en Alá para lograr sus cometidos, así como en América latina se intenta abusar del deseo de superación del soberano.

Retomando el caso boliviano, es verdaderamente aplaudible la posición de Mesa, una posición retadora, visiblemente firme, ejemplo de que aún persiste la democracia y de que debe seguirse en la lucha contra el terrorismo así como de todo aquello que vaya en contra de la libertad y los derechos humanos.

Es necesario alertar a los países latinoamericanos, puesto que ahora algunos Presidentes pueden estar aprovechando la “camaradería” actual con Chávez para obtener beneficios, mientras hacen caso omiso de los financiamientos que pueda estar realizando el gobierno venezolano a grupos insurgentes, pero después les llegará una factura bastante pesada que tenga como cargo principal el manejo de Chávez sobre sus países a través de los mismos sectores desestabilizadores que apoya, es una proyección muy cierta que puede ser revisada en un artículo realizado por Gustavo de Aristegui en el diario El Nuevo País del 9 de Marzo del presente año y en el diario español ABC del día que le antecede, en donde se destaca la influencia de Chávez en la situación actual de Bolivia, país que durante ese excelente discursos de Mesa tuvo un aire engrandecedor y un hundimiento para Evo Morales.

Mantener todos los sentidos despiertos y alertas es necesario para Bolivia, con el fin de lograr no solo predecir nuevos actos violentos sino combatirlos aunque deba recurrirse al mismo método de los insurgentes.

En Venezuela lamentablemente ya no es lo mismo convocar a una marcha porque resultan infructuosas desde el bajón moral del 15 de Agosto, en donde por cierto robaron mi decisión, sin embargo, es necesario convocar y mantener un estado de alerta y no dormir ante las acciones cada vez más arbitrarias del gobierno…el ambiente opositor no se percibe porque está bajo perfil, CALLADO PERO NO MUERTO.

Carolina Alcalde Román é jornalista na Colômbia

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *