Brasília, 20 de novembro de 2019 - 08h48
El comercio de equipos militares obsoletos em América Latina

El comercio de equipos militares obsoletos em América Latina

10 de outubro de 2019 - 10:01:07
Compartilhar notícia:

Marcelo Rech

Los Estados Unidos consideran América Latina uno de los destinos preferenciales para desovar la enorme cantidad de equipos militares obsoletos. En ese momento, el blanco es Argentina. Recientemente, el jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea argentina, general Enrique Víctor Amrein, arregló la compra de 12 aeronaves T-6C Texcan II, fabricados por la norteamericana Beechcraft.

La decisión ha generado muchas controversias ya que Argentina había firmado con Brasil, un acuerdo para la adquisición del Super Tucano en condiciones mucho más favorables. Argentina ha pagado US$ 160 millones por los aviones norteamericanos. Los Estados Unidos tienen cerca de 900 de estas aeronaves y trabajan para librarse de ellas mirando los países latinoamericanos.

En junio, el ministro de Defensa de Argentina, Oscar Aguad, recibió el jefe del Comando Sur de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, almirante Craig Faller. Además de hablaren sobre temas regionales como la crisis en Venezuela u el fortalecimiento de la presencia china en las américas, también trataron de comercio.

Por ejemplo, los Estados Unidos pretenden entregar 42 vehículos especiales, usados, para el Ejército argentino. Serían 20 camiones e 22 Humvee 4X4 fabricados en la década de 1980. Las negociaciones están en curso y son excelentes para Washington: se libran de los equipos viejos y ultrapasados y hacen un buen dinero.

Hay que recordar que las relaciones entre Argentina y los Estados Unidos estancaron a la época de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner (2003-2015). En 2011, la cooperación y los ejercicios militares han sido suspendidos por cuenta de un incidente con la carga de un avión militar norteamericano que transportaba equipos para la capacitación de las fuerzas militares argentinas en el combate al narcotráfico.

Ahora, los Estados Unidos perciben Argentina como un mercado promisor también en el área de la Defensa. Más todavía: en crisis económica, el país no tiene condiciones de adquirir las más avanzadas tecnologías, lo que es excelente para quien tiene patios enteros abarrotados de material obsoleto. ¡Obsoleto para una gran potencia, claro!

De acuerdo con el Instituto de Pesquisa de la Paz Internacional de Estocolmo (SIPRI), los Estados Unidos siguen liderando el comercio internacional de armamento militar pesado. Apenas entre 2014 y 2018, Washington respondió por 36% de las exportaciones de material bélico globales. Los principales mercados son países ricos como Arabia Saudí, por ejemplo.

Por eso, América Latina queda como una especie de segunda división del comercio de armamento militar. De los 33 países de la región, apenas Brasil y Argentina poseen industrias de defensa. El restante concentra sus esfuerzos en los acuerdos de cooperación, caso de Colombia que tiene Fuerzas Armadas modernas gracias al alineamiento con los Estados Unidos. Quien no tiene ese nivel de relacionamiento, acaba quedando con las sobras.

Mientras tanto, las sobras también cuestan. Y cuestan caro para países que tienen poquísimas condiciones de inversión. Pero, para los Estados Unidos, eso también es algo que poco importa.  

Marcelo Rech es periodista y editor de InfoRel. E-mail: inforel@inforel.org