Opiniones

Economía
09/11/2014
Gopolítica
13/01/2015

Economía

América Latina y la diversificación de su economía

Marcelo Rech

América Latina viene dando pasos concretos con el propósito de diversificar su economía, sobre todo en lo que dice respecto a una mayor competitividad de sus productos y el fortalecimiento de nuevos mercados y socios.

Sí en el plan regional la convergencia entre bloques como Alianza del Pacífico, SICA, Caricom y el Mercosur, empieza dar sus primeros pasos, desde el punto de vista de la reducción de la dependencia, la profundización de las relaciones comerciales y de cooperación con Rusia, por ejemplo, está consolidada como una alternativa factible.

A pesar de la crisis que afecta al país, Rusia viene probando ser un socio fiable de América Latina. La expansión de esas relaciones comprueba esa tendencia.

La economía rusa, activa, desarrolla relaciones comerciales y económicas no apenas dentro de la región euroasiática, sino más allá de sus límites geográficos y geopolíticos.

En la historia de las relaciones comerciales y económicas de los países latinoamericanos con sus socios tradicionales, registramos oscilaciones e inseguridad. No es ningún secreto que las relaciones con los Estados Unidos están marcadas fuertemente por un contenido político que puede ser confundido con manipulación en detrimento de los intereses latinoamericanos.

Un ejemplo estaría en las sanciones impuestas por Washington contra Rusia a cuenta de la crisis ucraniana. Algo contradictorio cuando los Estados Unidos ya reconocen que la política de sanciones no resuelve los problemas políticos, tal y cual el ejemplo de Cuba y los pasos anunciados para la normalización de esas relaciones bilaterales.

Históricamente, Rusia y hasta mismo la entonces Unión Soviética, implementaron una política comercial de acercamiento por medio de la generación de confianza. Cada vez más los países buscan profundizar esas relaciones creyendo en el potencial que puede ser explotado.

Los países latinoamericanos también miran el impacto que las sanciones impuestas por los Estados Unidos, la Unión Europea, Australia, Canadá y Noruega, tendrán en el calentamiento del comercio exterior regional.

Es la vieja historia: toda crisis genera también oportunidades.

Rusia se ve afectada por las restricciones a la importación de carnes, leche, frutas y vegetales en una decisión que debe de durar al menos un año. Y América Latina puede sacar ventajas de esa situación. El mercado ruso no es un mercado cualquier y lo saben los latinoamericanos.

Mientras los países tradicionales le niegan principalmente la exportación de productos agrícolas, los latinoamericanos podrán lucrar enormemente. Los mercados crecientes de América Latina también buscan por nuevas alternativas que consoliden el buen momento económico regional.

Las relaciones comerciales con Rusia profundizadas a cuenta de las sanciones impuestas en su contra seguramente fortalecerán también la cooperación y la integración en el ámbito de estructuras interestatales tales como los BRICS.

Tal vez, América Latina se ha dado cuenta que puede sobrevivir mejor sin depender de los Estados Unidos y de mecanismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Marcelo Rech es periodista, especialista en Relaciones Internacionales, Estrategias y Políticas de Defensa, Terrorismo y Contrainsurgencia, Derechos Humanos en los Conflictos Armados, y director del Instituto InfoRel de Relaciones Internacionales y Defensa: E-mail: inforel@inforel.org.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *