Agenda

Comunicado UNASUR – Fondos Buitres
25/06/2014
Conflicto
09/07/2014

Cooperación

BRICS y la consolidación de un bloque financiero y político

Marcelo Rech

Entre los días 14 y 16 de julio, Fortaleza (CE) y Brasilia (DF) recibirán los Jefes de Estado y de Gobierno de los países que forman el BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) para el inicio del segundo ciclo de cumbres de alto nivel. Y el Brasil recibe a los líderes de esos países en un momento en que el BRICS se viene consolidando como bloque financiero y político.

A pesar de algunas críticas aquí y allí, el BRICS sigue dando pasos firmes desarrollando un papel cada vez más relevante en las Relaciones Internacionales contemporáneas. Su voz es cada vez más oída cuando el tema es el orden mundial, las nuevas realidades y las necesidades de reformas profundas incluso en términos de regulación financiera mundial.

Si antes no se sabía al cierto lo que era, ahora el BRICS es respetado y hasta mismo temido en algunos círculos. Y no es para menos. El bloque reúne 40% de la población mundial, 1/4 del globo, 1/3 de las tierras cultivables, 1/5 de la economía mundial, y 15% del comercio internacional.

Se trata de un mecanismo que no pude ser ignorado sea cual sea el tema en discusión. El BRICS debe de ser percibido como un factor poderoso en la consolidación de la nueva realidad objetiva del siglo XXI. Además de eso, se ha consolidado como ejemplo de que es posible amarrar amistades e intereses aunque teniendo un Océano por delante.

A cada nueva Cumbre, queda claro que el BRICS está dispuesto a ampliar su participación en las decisiones globales y viene dando los pasos necesarios para eso.

El 2011, se admitió a Sudáfrica como miembro; el 2012, adoptó monedas locales en las transacciones; el 2013, implementó el Consejo Empresarial integrado por 25 representantes de empresas; y dio inicio a las discusiones que resultarán en la creación de una Secretaria General para el foro.

Además, sus líderes firmaron varios acuerdos en el campo de la “economía verde”, la cofinanciación de proyectos de infraestructura en África y ahora se dedica a la creación de su banco de desarrollo para evitar recurrir al Banco Mundial, con un capital social de cerca de US$ 50 mil millones. La creación del banco deberá demorar entre uno y dos años más, pero será un marco para las relaciones financieras mundiales.

Como parte de ese proceso y haciendo oposición al Fondo Monetario Internacional (FMI), trabaja también por la institución de un fondo de US$ 100 mil millones. Hay consenso entre los miembros del BRICS de que los préstamos y los financiamientos del FMI y del Banco Mundial atienden solamente a los intereses de los Estados Unidos y de la Unión Europea.

El hecho concreto es que la mayoría, si no todos, los problemas mundiales ya no pueden ser resueltos sin la participación activa del BRICS, sean crisis políticas, ambientales, energéticas o de terrorismo y narcotráfico.

Mismo en relación a la crisis de Rusia con Ucrania, de alguna forma los miembros del BRICS han refrendado la posición de Moscú. Unidad rara y que hace toda la diferencia.

Otro hecho importante dice respecto al interés de actores cansados de la hegemonía norteamericana y de los países del “Viejo Mundo”, en sumarse al bloque como es el caso de Argentina, Egipto, México, Indonesia y Turquía. Además de eso, es facto que el BRICS va relacionarse con el G-20, además de trabajar con la Organización de Cooperación de Shanghai. Son movimientos que impactarán el presente y el futuro de las Relaciones Internacionales tales como las conocimos hoy.

Marcelo Rech es periodista, especialista en Relaciones Internacionales, Estrategias y Políticas de Defensa, Terrorismo y Contrainsurgencia, y Derechos Humanos en los Conflictos Armados, y director del Instituto InfoRel de Relaciones Internacionales y Defensa: E-mail: inforel@inforel.org.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *