Agenda

Acuerdo Brasil – Reino Unido en Defensa va al Cong
24/09/2010
ALBA crea escuela militar para hacer frente a la d
27/09/2010

Canciller defiende a Cuba, Irán y el G20 y ataca p

Canciller defiende a Cuba, Irán y el G20 y ataca potencias

El ministro de Relaciones Exteriores Celso Amorim, inauguró pasado jueves, 23, la 65ª Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York, en sustitución al presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Amorim volvió a defender el diálogo de la comunidad internacional con Irán, condenó el golpe de Estado en Honduras y criticó una vez más el embargo económico hacia Cuba que ya  lleva 48 años.

Irán

Pasado miércoles, 22, Celso Amorim conversó en Nueva York con el presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad y pidió por la liberación de dos norteamericanos que están presos en Teherán acusados de espionaje.

Al inicio de la semana, el canciller se encontró con Sarah Shourd, la joven quien también estaba presa y que fue deportada luego de familia pagar US$ 500 mil.

Los dos también hablaron sobre las negociaciones alrededor del programa nuclear iraní.

De acuerdo con Celso Amorim,  “tenemos insistido con el gobierno de Irán en mantener una posición de diálogo. No puede ocurrir un nuevo conflicto, como el que hubo en Irak”.

Sur-Sur

El canciller brasileño señaló  que la prioridad de la política externa brasileña a lo largo de los últimos ocho años es la cooperación Sur-Sur.

Él destacó que Lula visitó decenas de países africanos en las once viajes que realizó al continente y que Brasil “aumentó sustancialmente su ayuda humanitaria y multiplicó los proyectos de cooperación con países más pobres”.

América del Sur

“En los últimos años, el Gobierno brasileño incrementó mucho la integración y la paz de Sudamérica. Fortalecemos nuestra sociedad estratégica con Argentina. Profundizamos el Mercosur, inclusive con mecanismos financieros únicos entre países en desarrollo”, afirmó.

Él también apuntó la Unión de las Naciones Sudamericanas (UNASUR) como mecanismo capaz de impedir cualquier injerencia externa en los asuntos de la región.

“Con la creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, lanzada en Bahía y confirmada en Cancún, reafirmamos el deseo regional de ampliar para Centroamérica y Caribe el espírito integracionista que anima a los sudamericanos”, completó.

Cuba

Celso Amorim estuvo en La Habana antes del viaje a Estados Unidos. Ahí, entregó una carta del presidente Lula a su colega Raúl Castro.

Durante la Asamblea General, dejó claro que Brasil “reitera su repudio – que también es de todos los latinoamericanos y caribeños – al ilegitimo bloqueo a Cuba, cuyo único resultado está siendo el perjuicio a millones de cubanos en su lucha por el desarrollo”.

 

Para la diplomacia brasileña, el bloqueo impuesto a la época de la Guerra Fría es totalmente contraproducente.

 

Honduras

 

Al condenar una vez más el golpe de Estado en Honduras que depuso el presidente Manuel Zelaya, el ministro de Relaciones Exteriores afirmó que “el regreso del ex presidente Zelaya sin amenazas a su libertad es indispensable para la normalización plena de las relaciones de Honduras con el conjunto de la región”.

 

Brasil no reconoce al gobierno del presidente Porfirio Lobo y mantiene a la embajada en Tegucigalpa sin embajador.

 

G-20

 

En la evaluación del canciller, la crisis financiera de 2008 generó mudanzas en la gobernanza económica global y el G-20 resultó al lugar del G-8 como principal foro de deliberación sobre temas económicos.

 

“El G-20 ha significado una evolución. Pero el grupo debe ser cambiado, por ejemplo, para garantizar una mayor presencia africana. El G-20 solo mantendrá su relevancia y legitimidad en caso que sepa mantener un diálogo abierto con todas las naciones representadas en esta Asamblea General”, destacó.

 

Consejo de Seguridad

 

Al afirmar que la reforma de la gobernanza global no ha alcanzado aún el ámbito de la paz y la seguridad internacionales, Celso Amorim explicó que cuando se trata de estas cuestiones, los poderes tradicionales se resisten a compartir el poder.

 

Según él, “el Consejo de Seguridad debe reformarse para incluir una mayor participación de los países en desarrollo, incluyendo entre sus miembros permanentes. No se puede continuar con los métodos de trabajo que permiten a los miembros permanentes discutir a puerta cerrada asuntos que conciernen a toda la Humanidad. Brasil ha buscado para que coincida con lo que se espera de un miembro del Consejo de Seguridad, aunque no permanente, lo que es la contribución para la paz”.

 

Medio Oriente

 

Celso Amorim afirmó que Brasil sigue de cerca la evolución del proceso de paz en el Oriente Medio y el país espera la prevalencia del diálogo directo entre palestinos e israelíes, “resultando en la creación de un Estado Palestino en las fronteras anteriores a 1967. Un Estado que garantice a la población palestina una vida digna, conviviendo, lado a lado, con toda tranquilidad, con el Estado de Israel”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *