Agenda

Industria mira al re-equipamiento de las Fuerzas A
27/09/2010
Alemania, Brasil, India y Japón exigen reforma de
29/09/2010

Colombia elimina jefe miliar de las Farc

Colombia elimina jefe miliar de las Farc

Las fuerzas militares colombianas han matado pasado jueves al jefe de las operaciones militares de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), Jorge Suárez Briceño, alias “Mono Jojoy”.

 

La Operación Sodoma, que resultó en la muerte del cuarto miembro del Secretariado de la organización desde el 2008, fue calificada por el presidente Juan Manuel Santos como “las bienvenidas a las Farc”.

 

En la evaluación de Santos, la muerte de Jojoy es más importante que la de Raúl Reyes, entonces número dos de la guerrilla.

 

“Él era el símbolo del terror que tanto daño provocó al país. Mono Jojoy simbolizaba el terror, la violencia, y por eso, creo que fue el golpe más contundente aplicado a las Farc durante toda su historia”, afirmó.

 

El cerco al líder guerrillero fue montado en conjunto por la Policía Nacional, el Ejército y la Fuerza Aérea, en Sierra de La Macarena, Meta.  Fueron utilizados 30 aviones y 27 helicópteros en el ataque.

 

El ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, afirmó que “llegamos a la madre de todos los campamientos, de más de 300 metros de longitud, que tenía un bunker, túneles y áreas de fuga”.

 

Según él, la operación contó con un grandioso trabajo de inteligencia que penetró a las estructuras próximas e importantes de Mono Jojoy.

 

“Las FARC están siendo derribadas desde dentro”, garantizó.

 

Mono Jojoy

 

Responsable por las operaciones militares de las FARC, incluso los secuestros, Briceño, entonces jefe del Bloque Oriental de la guerrilla, era procurado también por lavado de dinero y narcotráfico.

 

El gobierno de Estados Unidos ofrecía US$ 5 millones por su captura.

 

Se unió a las Farc en 1975 como guerrillero bajo hasta ocupar un lugar en el Secretariado y ser considerado uno de los más importantes y temidos de la organización.

 

Con respeto a él habían 62 ordenes de captura, 12 medidas cautelares, cinco condenaciones, dos pedidos de extradición y 25 investigaciones aún no concluidas, por delitos de narcotráfico, terrorismo, rebelión, homicidio, secuestro, asalto, extorsión y conspiración.

 

Joyoy llegó a tener siete mil hombres bajo su comando.

 

Análisis de la Noticia

 

Marcelo Rech

 

A principios de la semana pasada, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) emitieron un comunicado rechazando cualquier negociación de paz que tuviese restricciones.

 

El presidente Juan Manuel Santos, en el cargo hace menos de tres meses, dejó claro que el gobierno solo hablará con la organización luego que las Farc entreguen las armas, renuncien al terrorismo y liberen a los rehenes, algunos con más de diez años de cautiverio.

 

Con la muerte de Mono Jojoy, Santos da un golpe duro en la estructura militar de la guerrilla  y deja Alfonso Cano como el único líder influente vivo. Además, emite un mensaje claro de que no aceptará presiones internas o externas para sentarse a la mesa con la organización.

 

Las batallas tienden a intensificarse.

 

Actualmente, las Farc no tienen más que ocho mil guerrilleros.

 

Varios de sus voceros en el extranjero tratan de presionar gobiernos y entidades ligadas a la defensa de los derechos humanos para que impidan la victoria militar de Colombia en este conflicto que lleva casi 50 años.

 

Juan Manuel Santos era el ministro de Defensa de Álvaro Uribe en  cuanto Raúl Reyes fue matado en marzo de 2008 en territorio ecuatoriano.

 

A ejemplo del ex presidente, él tuvo familiares secuestrados y asesinados por la Farc.

 

Un proceso de paz en su gestión, solo con la renuncia completa de la guerrilla a la violencia. Y los gestos habrán que venir desde la selva.

 

La tendencia es que mucho más guerrilleros se desmovilicen, abandonen la lucha armada y busquen las garantías ofrecidas por el Estado.

 

Sin embargo, creer en la aniquilación completa de las Farc o el ELN es pedir  mucho.

 

En cuanto grupos insurgentes existieren en Colombia, habrá pretexto para que millones de dólares sean despejados en el país en especie y en la forma de equipos y tropas de los Estados Unidos.

 

Tener a las Farc controladas e incapaces de amenazar militarmente al país es el mejor de los mundos. Atiende a todos los intereses.

 

Marcelo Rech es periodista, editor de InfoRel y experto en Relaciones Internacionales, Estrategias y Políticas de Defensa y Terrorismo y Contrainsurgencia. Correo: inforel@inforel.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *