Agenda

Declaración de Principios Colombia – Venezuela
10/08/2010
La Amazonía Estratégica
13/08/2010

Colombia-Venezuela: una inteligente estrategia de

Colombia-Venezuela: una inteligente estrategia de Uribe

Marcelo Rech

El día 22, Colombia presentó en la Organización de los Estados Americanos (OEA), denuncia de la presencia en territorio venezolano de 1.500 guerrilleros y 87 campamientos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Hugo Chávez respondió con la ruptura de las relaciones diplomáticas con el país vecino.

Analistas colombianos y extranjeros, incluyendo brasileños, afirmaron que Álvaro Uribe al presentar la denuncia días antes de dejar el puesto, quiso crear un problema para el sucesor Juan Manuel Santos, su ex ministro de Defensa.

Por no le gustar muchos de los nombramientos del futuro gobierno, Uribe hubiera aprovechado el momento en que Santos señalaba un posible acercamiento con Venezuela, para acabar lanzar la polémica.

Pero no es así.

De una manera u otra, siempre se sospechó de la presencia guerrillera en Venezuela.

Líderes de las Farc ya se reunieron con Chávez en el Palacio de Miraflores, como Rodrigo Granda e Iván Márquez.

En verdad, las denuncias ayudan al presidente colombiano quien asumió la presidencia el pasado sábado, 7.

En los últimos cinco años, Álvaro Uribe tuvo muchos problemas con Chávez.

Su gesto evitó que Santos lo hiciera.

El nuevo presidente pudo empezar su gestión llamando a Hugo Chávez para el entendimiento.

Juan Manuel Santos era el ministro de Defensa de Colombia cuando Uribe autorizó  el bombardeo en Angostura, Ecuador, matando más de 20 guerrilleros de las Farc, incluso Raúl Reyes, el entonces número dos de la organización.

Sigue en la Justicia ecuatoriana proceso en contra Santos y los militares que participaron de la operación.

Una orden de captura en su contra llegó a ser anunciada.

Santos no solo tenía conocimiento de las denuncias llevadas a la OEA como no se opuso a su difusión.

La denuncia  pone a Hugo Chávez en las cuerdas como se dice en el boxeo.

Acorralado, el presidente de Venezuela está obligado a dirigirse a las Farc a quienes pidió abandonar la lucha armada y liberar a los secuestrados.

Pasado martes, en el primero encuentro con el presidente colombiano, Chávez garantizó que no permitirá presencia guerrillera en su país.

Chávez tendrá que hacer esfuerzos para que las Farc y el ELN abandonen Venezuela como están haciendo en el Ecuador.

Santos es quien da las cartas ahora.

Además de eso, al buscar el entendimiento, él inhibe la posibilidad de Chávez utilizar el conflicto con Colombia como escusa para los problemas internos cada día más graves.

Es temprano para evaluar el futuro de las relaciones Colombia-Venezuela, especialmente porque los temas que generaron las tensiones más serias – uso de bases militares colombianas por militares norteamericanos y presencia guerrillera en Venezuela – todavía no han sido discutidos.

Tácticamente, los presidentes quisieron dejar esos asuntos en el pasado para empezar desde cero.

Marcelo Rech es periodista, editor de InfoRel y especialista en Relaciones Internacionales, Estrategias y Políticas de Defensa y Terrorismo y Contrainsurgencia. E-mail: inforel@inforel.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *