Agenda

Turquía busca alianza con Brasil
26/05/2010
Brasil busca apoyo de Unasur al acuerdo con Irán
26/05/2010

Irán: dos pesos y dos medidas

Irán: dos pesos y dos medidas

Marcelo Rech

No solamente los Estados Unidos y sus aliados creyeron en el fracaso brasileño-turco por el acuerdo con Irán.

También la mayoría de los medios de comunicación brasileños clavaron las críticas sin lugar a dudas.

Adherir al discurso fácil es una de las muchas tradiciones del periodismo nacional.

La gran mayoría prefirió seguir el noticiero producido en los Estados Unidos y Europa.

Muchos análisis han sido descaradamente direccionados con el propósito de confirmar que Brasil no solo había cometido un error, sino una estupidez.

Gente que ni siquiera sabe en qué continente queda Irán, de una hora a otra es llamada a discutir la geopolítica del Medio Oriente.

No contribuyen con un debate serio.

Un debate serio sobre la región implica exigir de Israel el respecto a las resoluciones de la ONU y al Derecho Internacional, incluso humanitario.

Un debate serio separa la retórica de un desequilibrado del hecho concreto y objetivo.

No es de hoy que el ministerio de las Relaciones Exteriores se pone por encima del bien y del mal.

Igualmente, no es novedad que es una obsesión del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, ser reconocido como líder mundial incontestable, aunque muchas veces eso tenga resultado en acciones ridículas.

Así mismo, la decisión brasileña de trabajar por un acuerdo es positiva.

No importa que eso sea resultado de la vanidad de sus diplomáticos.

Tener voz y vez en el escenario internacional implica asumir compromisos.

Uno de los mensajes  que va al resto del mundo es: antiguos problemas exigen nuevos actores.

Los tradicionales negociadores fracasaron. Sea por incapacidad, sea por qué Irán les ignora.

La política externa norteamericana de Barack Obama poco o nada cambió si comparada a la practicada por la administración Bush.

Una falsa asociación fue ofrecida al mundo, incluso a Latinoamérica.

En la práctica, prevalecen los intereses norteamericanos y de sus aliados.

Los Estados Unidos actúan teniendo esa premisa como regla.

Y no cabe discutir la personalidad del presidente Mahmoud Ahmadinejad.

Al Irán, nuevos actores, confiables, ofrecieron una oportunidad para desvelar sus intenciones.

Aquellos que defienden el aislamiento de naciones cono Irán, Corea del Norte y Sudan, punen en verdad, a sus pueblos que nada tienen que ver con sus dirigentes.

Marcelo Rech es periodista, editor de InfoRel y especialista en Relaciones Internacionales, Estrategias y Políticas de Defensa y Terrorismo y contrainsurgencia. Correo electrónico: inforel@inforel.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *