Agenda

Defensa
18/04/2016
Geopolítica
26/04/2016

Derechos Humanos

La crisis en Ucrania con el asesinato Grabowski

Marcelo Rech

Desde el inicio del conflicto en el sureste de Ucrania ya se pasaron dos años. En el 7 de abril del 2014, se ha establecido la República Popular de Donetsk. Inmediatamente, se ha desatado una guerra civil. Una semana después, el entonces presidente de la Verkhovna Rada de Ucrania (nombre oficial del Parlamento ucraniano), Oleksandr Turchynov, anunció el comienzo de la Operación Antiterrorista en Donbass, contra su pueblo. La República Popular de Lugansk fue proclamada el 28 de abril.

Dos años se han pasado desde la revolución que derribó al presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich, y ahora todo el mundo asiste nuevamente los manifestantes quemaren neumáticos cerca del edificio de la administración presidencial en Kiev dónde también hay confrontaciones con la policía. ¿Cual es la razón?

El país, desde el 2014, está bajo gestión externa, lo que ha agravado todavía más la ya profunda crisis económica. Los grupos oligárquicos locales siguen luchando desesperadamente para llegar al poder, conscientes que el Occidente está cansado de su propio proyecto geopolítico en aquel país. En otras palabras, el foco de la inestabilidad está creado y la división del país es algo irreversible, así como los planes de integración rusos han sido frustrados. Para el pueblo de Ucrania, el precio de esos “juegos” del exterior ha sido demasiado alto.

Recientemente, se ha tornado conocido el caso involucrando el asesinato del abogado Yuri Grabowski, quien representaba en la Corte los intereses del ciudadano ruso Alexander Alexandrov, acusado por el Servicio de Seguridad ucraniana de involucrarse en los combates en Donbass, y de mantener ligaciones con los servicios especiales rusos. Es obvio que la actividad profesional de Grabowski implicó en su asesinato. Él ha sido contundente al decir en el juzgamiento que no había pruebas contra su cliente. Esta puede haber sido su sentencia de muerte.

La Asociación de los Abogados de Ucrania expresó su esperanza en qué los involucrados en la muerte de Grabowski sean encontrados y punidos. Mientras tanto, la realidad ucraniana no permite ingenuidad. Los verdaderos objetivos del asesinato son claros. Acusado de traicionar la Patria, él puede haber sido víctima de nacionalistas ucranianos. No se descarta también que neonazis estén por detrás de su muerte.

Con la connivencia de extremistas, el gobierno ucraniano entierra su propio proyecto de integración euro-atlántica que ya está muerto. Es dudoso que Europa busque asumir la responsabilidad de millones de hombres y mujeres pobres e insatisfechos. Esta situación alimenta el crecimiento de la criminalidad, de la prostitución y del contrabando de armas, elementos importantes para sembrar un nacionalismo en el mejor estilo Adolf Hitler.

El asesinato de Grabowski es un sino que repica por toda Europa. Incomoda la ausencia de respuestas concretas por parte de la comunidad internacional, en particular, del Occidente. ¿Dónde están los derechos humanos, la tolerancia y otras “mágicas” democráticas que destruyeron estados independientes para construir una nueva orden mundial?

Anna Neistat, una de las líderes de la organización internacional de derechos humanos Amnistía Internacional, dijo que el asesinato del abogado ucraniano Yuri Grabowski es un crimen hediondo y una recordación horrible sobre los peligros enfrentados por los abogados y activistas sociales.

Es dudoso que las autoridades ucranianas reaccionen con alguna indignación. El gobierno local simplemente no puede parar los nacionalistas y bandidos. Y los ciudadanos, la mayoría engañada por las tecnologías de la información, no son capaces de ejercer cualquier influencia junto a su propio gobierno.

Es claro que esta situación no puede persistir para siempre. Tarde o temprano las personas confrontarán sus dirigentes políticos.

Marcelo Rech es periodista y analista, editor de InfoRel y especialista en Relaciones Internacionales, Estrategias y Políticas de Defensa, Terrorismo y Contrainsurgencia y Derechos Humanos en los Conflictos Armados. E-mail: inforel@inforel.org.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *