Agenda

Discurso del ministro de Defensa chileno, Jaime Ra
28/10/2010
Terrorismo: tregua y la farsa
08/11/2010

La Defensa en el Contexto Suramericano

La Defensa en el Contexto Suramericano

Por Dr. Isidro Sepulveda, Profesor Asistente, CHDS

El acto central de la visita del Ministro de Defensa de Ecuador, don Javier Ponce Cevallos, al Centro Hemisférico de Estudios de la Defensa fue su conferencia sobre La Defensa en el Contexto Suramericano.

El ministro fue presentado por el Director del CHDS, Dr. Richard Downie, que a su vez realizó la presentación de todos los participantes en la reunión y una breve introducción al tema tratado.

El ministro Ponce abrió su conferencia resaltando la paradoja de que un periodista fuera a hablar de temas de defensa ante expertos en ese campo,  autodefiniéndose como “ministro ocasional y periodista a tiempo completo” y calificando su desempeño del cargo como una experiencia “extraordinaria y extraña”, consecuencia del compromiso personal con el proyecto político de cambio del gobierno del presidente Correa, lo que hizo que de “crítico implacable hacia las Fuerzas Armadas” deviniera en Ministro de Defensa.

El tema central de su discurso tuvo como eje el desempeño de las tareas de defensa por los gobiernos democráticos de la región, crecientemente vinculadas a los procesos de consolidación de la paz. Sus reflexiones se marcaron en un debate más amplio referido al actual escenario subregional y su replanteamiento identitario, crítico respecto a la herencia histórica, y comprometido con la construcción de realidades alternativas e integradoras.

Señalando que una de las mayores dimensiones de la política de defensa que están trazadas en la región es la de enfrentar con honestidad y decisión la necesaria transformación de los cuerpos militares, el ministro puntualizó la necesidad de construir políticas de defensa dentro de las nuevas condiciones democráticas, enfrentando el doble desafío que supone la determinación de un nuevo paradigma y la voluntaria nueva lectura de los Libros Blancos. Sobre ellos reflexionó, indicando que habían acabado siendo instrumentos de transformación de matriz occidental, que en la región se reprodujeron a su juicio de forma a menudo retórica, sin objetivos determinantemente transformadores.

Por contra, en América Latina se están desarrollando nuevos ámbitos y espacios de integración que buscan alcanzar crecientes cuotas de autonomía e identificación comunitaria, destacando de forma singular el proyecto de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CECAL) y Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), donde se ha creado el Consejo de Defensa Suramericano (CDS), que ha incorporado definitivamente el tema de la defensa en la agenda de integración.

Durante el último año ha correspondido la Presidencia pro Tempore de UNASUR a Ecuador, ejerciendo el ministro Ponce de principal responsable del CDS. El mayor esfuerzo emprendido durante este periodo de responsabilidad ha sido, en primer lugar, la constitución de un conjunto de medidas de confianza mutua entre los países de UNASUR; completada con la elaboración de mecanismos eficaces de supervisión de estas medidas de confianza.

En este sentido han sido especialmente significativas tres medidas concretas: en primer lugar la transparencia informativa sobre gastos militares y estrategias de defensa; lo que no persigue homologar las inversiones en defensa, dadas las grandes diferencias existentes entre los países integrantes, aunque sí evitar las “tentaciones de una carrera armamentista” que “medios de comunicación de los países del norte quieren endilgarnos”; por el contrario, se trata de analizar estos gastos militares dentro de los principios de la economía de la defensa, teniendo en consideración las grandes brechas económicas y sociales existentes entre los países de la región.

La segunda medida fue el mantenimiento de una información abierta sobre maniobras y operaciones conjuntas con países de fuera de la región, lo que no sería tan extraño si no se estuviera hablando de “una región caracterizada por una secular dependencia militar con respecto a los Estados Unidos y su geopolítica”.

La tercera medida más significativa ha sido el acuerdo para actuar ante cualquier amenaza de conflicto que se vislumbre en la región; los Estados han interiorizado la importancia de superar las situaciones que generen desconcierto y preocupación entre los vecinos, ante lo que resulta necesario el conocimiento mutuo y la elaboración de políticas de defensa transparentes, lo que a su vez contribuirá a llevar adelante procesos multilaterales de integración.

Como de forma explícita indica el primer objetivo del CDS, “avanzar gradualmente en el análisis y discusión de los elementos comunes de una visión conjunta en materia de defensa en Suramérica”, los Estados de la región enfrentan el desafío de hacer tangibles los objetivos estratégicos, enfocando las políticas nacionales de defensa y reformulando el accionar de las Fuerzas Armadas. Este proceso actualizador y modernizador contribuirá a robustecer una dimensión democrática fundamental: “la subordinación militar al poder civil”. El grado de transparencia y madurez de las medidas de confianza debe ser visualizado en los Libros Blancos de nuevo cuño, al tiempo que la evaluación del entorno estratégico debe ser observada en la elaboración de las políticas de defensa.

En la primera reunión de Ministros de Defensa en Santiago de Chile (marzo de 2009) se ratificaron los objetivos del CDS: consolidar Suramérica como una zona de paz, construir una identidad sudamericana en materia de defensa y generar consensos que fortalezcan la cooperación regional en la materia. En esa reunión también se aprobó el Plan de Acción 1009-2010, con cuatro ejes principales: políticas de defensa; cooperación militar, acciones humanitarias y operaciones de paz; industria y tecnología; y formación y capacitación. Un primera evaluación de estos acuerdos arroja dos productos concretos: la creación del Centro de Estudios Estratégicos de Defensa, con la misión de la generación de conocimiento y difusión del pensamiento estratégico suramericano; por ofrecimiento del Gobierno argentino tendrá su sede en Buenos Aires. El segundo producto es la aprobación de las Medidas de Fomento de la Confianza y Seguridad, acordadas en la reunión extraordinaria de Ministros de Exteriores y de Defensa (noviembre de 2009), y de los procedimientos específicos de aplicación, aprobados en la II Reunion ordinaria del Consejo de Defensa Suramericano (Quito, 6-7 de mayo de 2010). Para el ministro Ponce la transparencia informativa y las medidas de confianza permitirán avanzar gradualmente en la visión conjunta de la defensa.

El momento presente es decisivo en la institucionalización de la cooperación en materia de defensa. América del Sur se ha marcado el objetivo de edificar un sistema eficaz y alternativo, acorde con una identidad comunitaria crecientemente visualizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *