Agenda

Elecciones
03/11/2014
Economía
29/12/2014

Economía

La geopolítica de la economía mundial

Marcelo Rech

No es ningún secreto que el mundo moderno cambia a una velocidad atroz, lo que viene provocando transformaciones radicales en la geopolítica global, con énfasis especial en la economía, ya que el liderazgo económico es en gran medida, fundamental para que uno se mantenga en el topo.

En ese sentido, es igualmente sabido que muchos países no admiten el establecimiento de un nuevo equilibrio de poder, otra condición necesaria para mantenerse el orden y la estabilidad mundial. Al contrario, lo que percibimos es la adopción de medidas que aumentan el desequilibrio agravando de forma dramática la economía global.

Actualmente, el derecho internacional viene siendo relegado a un segundo plano sin importancia y la Justicia viene siendo sacrificada de acuerdo con la conveniencia política. En esa dirección, soberanía nacional tiene hoy un carácter meramente relativo.

Es en ese contexto que tienen sido aplicadas las sanciones económicas como las impuestas contra Rusia a cuenta de la crisis con Ucrania, sanciones que apenas las Naciones Unidas podrían aprobar y aplicar respetadas las reglas internacionales.

En la visión de vários analistas, sanciones económicas minan las basen del comercio muncial y las reglas de la OMC. Obviamente, las sanciones aplicadas contra Rusia son objeto de presiones que poco o nada tienen que ver con la situación ucraniana en sí y los deseos de su pueblo. El objetivo central está en empujar la Rusia para el aislamiento, fragilizar su posición política y estancar su economía.

Mientras tanto, eso puede resultar negativo para los demás una vez que la economía mundial todavía se resiente de los efectos de la crisis de 2008-2009. Si el objetivo era punir a Rusia, muchos otros pagarán un precio demasiado alto por eso.

Por otro lado, Rusia, socia de Brasil en los BRICS, viene apoyando la extensión de proyectos económicos e inversiones mutuas. El Brasil ya se vale de esa estrategia y a cuenta de las sanciones aplicadas contra Moscú, viene aumentando significativamente la exportación de carnes y productos agrícolas. La previsión es que otros mercados se abran para Brasil a cuenta de esas mismas sanciones. Además, China también socia en los BRICS, tiene reducido sistemáticamente sus inversiones en dólar y títulos norteamericanos. Y esta cerrada en todo con Rusia.

Otra alternativa para asfixiar a Rusia está en la presión sobre el precio del petróleo, pero son las grandes compañías norteamericanas las que pueden sufrir las consecuencias prácticas de esa decisión. La Rusia en sí no debe de tener problemas ya que tiene un coste de producción bajo tanto para el petróleo como para el gas.

Y los mismos que buscan segregar a Rusia son los que compran en petróleo del Estado Islámico, por lo tanto, que patrocinan el terrorismo, los secuestros y las decapitaciones.

Sí la lógica es punir, la receta necesita ser urgentemente cambiada. Las medidas adoptadas solo tienden a empeorar el escenario económico para aquellos que todavía sienten los efectos de la crisis financiera mundial.

Marcelo Rech es periodista, especialista en Relaciones Internacionales, Estrategias y Políticas de Defensa, Terrorismo y Contrainsurgencia, Derechos Humanos en Conflictos Armados, y director del Instituto InfoRel de Relaciones Internacionales y Defensa. E-mail: inforel@inforel.org.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *