Agenda

Acuerdo militar Brasil – EUA: La región exige resp
14/04/2010
Unasur a la espera de ratificación
15/04/2010

Latinoamérica puede comprar US$35 mil millones en

Latinoamérica puede comprar US$35 mil millones en armas

El próximo junio, la Organización de los Estados Americanos (OEA), reúne a sus integrantes en Lima para discutir la propia restructuración, pero el tema central será el armamentismo regional.

La región deberá gastar en los próximos años,  alrededor  de US$ 35 mil millones con la compra de armas.

Pese a los más de 180 millones de personas pobres, 35 millones de indigentes y la muerte de 160 mil niños a cada año por falta de la atención de salud primaria.

Los Estados Unidos que compiten en la subasta de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB), para la venta del caza bombardero F-18, es uno de los países que más armamentos venden a la región.

Además del F-18, también los F-16, ambos sofisticadísimos, son vendidos a los latinoamericanos.

Holanda, Francia, Italia, España y Rusia, también tienen contratos millonarios con los gobiernos de la región.

Brasil compró helicópteros de guerra de Rusia que planea instalar una fábrica de armamentos en el país para aumentar las ventas en el vecindario.

De Francia, compró submarinos convencionales y nuclear, helicópteros y quizás compre a los 36 cazas Rafale.

Para Venezuela,  los rusos ya vendieron US$ 5 mil millones en armamentos.

Bolivia, Chile, Colombia y Perú, también tienen proyectos para la adquisición de equipos de guerra.

A pesar de la fuerza que muestra para tener – son 800 empleados, US$ 180 millones de presupuesto y oficinas en 34 países de las Américas – la OEA está lejana de influir en el tema.

Importante subrayar que el artículo 2 de la Carta fundacional de la organización, obliga todos los países a que limiten sus gastos en defensa para que los recursos sean aplicados en programas de desarrollo económico y social.

Consejo sudamericano de Defensa

El Consejo Sudamericano de Defensa se reúne los días 6 y 7, en Quito, para discutir las medidas de Fomento a la Confianza y Seguridad, que serán adoptadas por la Unasur.

La semana pasada, los representantes de los países que integran el bloque se reunieron en la capital ecuatoriana para dibujar el documento que será aprobado por los ministros.

El objetivo principal es minimizar la carrera armamentista en la región.

Para tanto, una base de datos será creada para monitorear la adquisición de armas convencionales y equipos militares.

Ejercicios conjuntos dentro o fuera de la Unasur, serán realizados de acuerdo con los estándares aprobados por el Consejo Sudamericano de Defensa.

Para evitar tensiones en la región, Unasur defiende la proscripción del uso de la fuerza, la creación de una zona libre de áreas nucleares, y la garantía de soberanía  y de no intervención.

Unasur todavía espera una respuesta de los Estados Unidos para que haya un diálogo eventual en seguridad y defensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *