Agenda

OEA no disputa con UNASUR
31/08/2010
Gobierno sanciona Ley de la Nueva Defensa
01/09/2010

Lucha entre vecinos

Lucha entre vecinos

Lais Araujo Couto y Suyá Paladino Linhares de Oliveira

 

En medio de intentos para mediar en conflictos lejanos, como en el caso de Irán, Brasil se encuentra frente a las tensiones diplomáticas en su propio terreno, América del Sur.

 

Prueba evidente es el último conflicto, y el más polémico, entre Colombia y Venezuela.

 

Han pasado años y años de turbulenta relación entre la Venezuela de Chávez y la Colombia de Uribe.

 

Las tensiones aumentaron el año pasado después de que los EE.UU. y Colombia firmaran el Acuerdo de Cooperación Militar que permite la presencia, en siete bases colombianas, de las tropas y equipos de apoyo logístico de los EE.UU.

 

Chávez dice que este acuerdo militar pone en peligro la seguridad de su país y de la región, mientras que Colombia alega que le ayudará en la lucha contra el narcotráfico y los grupos guerrilleros.

 

Después de muchas amenazas de ambos lados, Venezuela rompió relaciones diplomáticas con Colombia, el 22/07/10.

 

Al final de los ocho años de gobierno de Uribe, Colombia presentó pruebas y acusó a Chávez de complicidad con las FARC (Revolucionario Fuerzas Armadas de Colombia).

 

Las fuerzas principales de apaciguamiento de la región vinieron a tratar de extinguir el fuego.

 

En una sesión extraordinaria de la OEA,  ambas partes reiteraron la retórica de las acusaciones, sin resolver el asunto.

 

El presidente Lula, a menudo un mediador en temas de conflicto en América del Sur desde la creación de UNASUR, prometió hablar con los presidentes de ambos países, pero fue reprendido por Uribe por tener una posición superficial, cuando declaró que el conflicto no era realmente serio.

 

Debemos destacar que este trastorno afecta brutalmente a la migración y el comercio en la frontera entre ambos países.

 

El flujo comercial, disminuyó en 6 millones en 2008 y causó un daño estimado de mil millones en 2010.

 

Colombia, que ha reducido sus exportaciones y ha perdido unos 750.000 puestos de trabajo.

 

Venezuela ya ha entrado en una crisis de escasez que se puede caracterizar como una de las más importantes en América del Sur.

 

 El diálogo se reanudó cuando un nuevo presidente – Juan Manuel Santos – fue elegido en Colombia, que según los expertos inicia una nueva política de negociaciones flexible y abierto con los vecinos, incluso con las FARC.

 

Venezuela estuvo representada en la ceremonia de posesión de Santos por su ministro de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro.

 

En su discurso inaugural, Juan Manuel Santos, restableció las relaciones normales con sus vecinos, especialmente con Ecuador, con el que las relaciones se rompieron desde el año 2008, antes de la invasión del territorio ecuatoriano por fuerzas militares colombianas.

 

Para finalizar la pelea entre los vecinos, en el 10/08/2010 en la ciudad colombiana de Santa Marta, el actual presidente de Colombia se reunió con el presidente de Venezuela y restableció las relaciones diplomáticas.

 

Chávez se ha comprometido a no permitir la presencia de guerrilleros colombianos en Venezuela.

 

Por otra parte, los dos presidentes llegaron a un acuerdo con respecto a cinco temas: (1) la deuda venezolana, (2) un acuerdo de complementación económica, (3) programa de inversión social en la zona fronteriza, (4) trabajos conjuntos de infraestructura en la región, (5) y la seguridad en la zona fronteriza entre los dos países.

 

Después de muchas disputas y amenazas, parece que los dos países han adoptado el cambio de gobierno en Colombia como una oportunidad para compartir sus preocupaciones: para evitar la situación de beligerancia y a cooperar en temas comunes, especialmente en la zona fronteriza, y atender la demanda de que las FARC no utilice a la vecina Colombia para garantizar su capacidad logística.

 

El presidente Lula y la diplomacia brasileña han obtenido la condición de buenos mediadores.

 

Esa victoria, sin embargo, parece un poco lejos de la complejidad de Irán o incluso en la difícil pacificación política de Honduras.

 

En América del Sur  la diplomacia brasileña logró una victoria y la paz volvió entre los dos vecinos esperemos que por mucho tiempo.

 

Lais Araujo Couto y Suyá Paladino Linhares de Oliveira, los estudiantes del cuarto periodo del pregrado en Relaciones Internacionales, IH-UCAM y parte de la PIC – Programa de Iniciación Científica. HI de UCAM, y son miembros del Grupo de Trabajo III – Prevención y Resolución de Conflictos, Grupo de Análisis de Conflictos Internacionales de Prevención, bajo la coordinación del prof. Clovis Brigagão

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *