Agenda

Bolivia quiere discutir intervencionismo militar
19/08/2010
Chile declara intención de participar en el desarr
26/08/2010

Ministro dice que Ahmadinejad es dictador

Ministro dice que Ahmadinejad es dictador

El ministro de Derechos Humanos, Paulo Vannucchi, afirmó pasado martes, que Brasil sigue negociando con Irán el asilo político a la iraní Sakineh Ashtiani.

Para el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadineja, la medida es innecesaria y el Poder  Judiciario del país también es contra el pedido brasileño.

“Se ese dictador [Ahmadinejad] tuviese como mínimo algo de clareza, debería permitir que ella venga a vivir en Brasil y sea salvada”, dijo Vanucchi.

En su evaluación, Brasil es el único país que puede negociar con Irán después de que buscó un acuerdo alrededor del programa nuclear del país junto con Turquía.

“La Idea de que el precepto cultural tiene que ser mantenido nos llevaría a soportar el infanticidio, por ejemplo, y no podemos aceptar eso, así como no podemos aceptar la amputación de clítoris realizada por países islámicos. Es necesario cuestionar y discutir eso, pero no con tanques de guerra”, enfatizó el ministro.

Vanucchi también defendió la política externa brasileña al destacar que la máxima proximidad con los gobiernos  iraní, venezolano y cubano no representan cualquier contradicción en términos de derechos humanos.

En ese mismo  martes, el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, dijo que Brasil  debería crear  un  área propia para ocupar “criminosos y asesinos” extranjeros.

La Embajada de Irán en Brasilia, declaró que el gobierno iraní pregunta se la propuesta en ofrecer asilo a los sentenciados no amenaza la sociedad brasileña.

Está en la nota: “Será que la sociedad brasileña y Brasil tendrá que tener, en el futuro, un hogar de los criminosos de otros países en su territorio? ¿Si la concesión de exilio a los criminosos y asesinos volver un habito para los países, no habrá perjuicio al papel de los sistemas jurídicos de eses países?”

Análisis de la Noticia

Derechos Humanos es un tema mal resuelto en el gobierno Lula.

Defender los derechos humanos es enmarcar posición frente a los retrógrados, conservadores y racistas de todo tipo, credo y color.

Las palabras del ministro Paulo Vanucchi son claras y son duras.

Él llama al presidente de Irán dictador, algo que el gobierno brasileño no reconoce.

La nota de la Embajada de Irán en Brasilia es aún más clara.

Para Irán, Sakineh Ashtiani es una criminosa común.

Para Lula, los presos de consciencia cubanos, también.

Al comentar el esfuerzo de Brasil en salvar la joven, Vanucchi afirmó que con relación a Cuba, los derechos humanos son un tema de controvertido.

Según él, la isla posee un sistema político que  “se aleja mucho de los valores del gobierno Lula”, mientras reconozca que el país también experimentó “avances sociales que ningún otro país de América ha probado”.

“El que no es posible, para nosotros, son presos de opinión. Y el gobierno brasileño presiona discretamente en ese sentido. Existen si problemas en el régimen cubano de los cuales nosotros no concordamos”, afirmó.

Hace dos semanas, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, estuvo con Lula y afirmó que no existen presos políticos en el país.

Que todos son criminosos que fueron juzgados conforme la ley cubana.

¿Por qué entonces están siendo libertados?

¿Y por que Lula, casi se poniendo en rodillas, pidió uno para  Brasil? 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *