Agenda

Política
17/10/2016
Diplomacia & Política
25/01/2017

Geopolítica

Operación humanitaria en Aleppo y el ajedrez internacional

Marcelo Rech

El 28 de julio, Rusia ha lanzado en Aleppo, Siria, una operación humanitaria apoyada por la mayoría de los países europeos y asiáticos como China y Serbia. El ministerio de Defensa ruso también trató de presentar una propuesta formal para juntarse a los Estados Unidos como forma de minimizar la tragedia para los civiles inocentes.

El confronto militar en la ciudad con la participación directa de Rusia y Siria y con el apoyo de Irán, Israel y Turquía, mina el proyecto político del Occidente en la región y puede cambiar el curso de la historia.

La situación en Aleppo atingió su ápice con la creación de un “bolsón” donde se encuentran los simpatizantes de la Jabhat al-Nusra y otras organizaciones terroristas. El plan ruso prevé la creación de ocho corredores humanitarios para los civiles y combatientes que decidan abandonar las armas.

Al parecer, para quebrar la espina dorsal de los terroristas en el Medio Oriente, Moscú no necesita el apoyo de la coalición anti – Estado Islámico liderada por los Estados Unidos. La percepción es que luego de casi un año de la presencia rusa en el teatro real de operaciones, sus Fuerzas Armadas se muestran capaces de ejecutar las tareas atribuidas.

En el ajedrez internacional, la guerra civil siria es cada vez más decisiva. Y Rusia tiene mostrado que puede jugar como potencia dada su capacidad militar, presencia en el territorio sirio (atendiendo al pedido de líder Bashar al-Assad y siguiendo las reglas del derecho internacional), y el apoyo de players influyentes en la región y que cuentan con los ejércitos más poderosos del Medio Oriente.

Es claro que en ese escenario de poderío bélico, las acusaciones contra los rusos son previsibles, aunque no comprobadas. Acusan a los militares rusos de bombardearen infraestructuras civiles mismo cuando los blancos son chequeados tres veces por la Fuerza Aeroespacial de Rusia, a partir de informaciones de contrainteligencia entregues por la agencia siria Mukhabarat.

Las coordinadas son entonces confirmadas por vehículos aéreos no tripulados. Hecho eso, las VKS de Rusia en Siria, reciben las informaciones completas. Los ataques se dan con municiones especiales y guiadas para destruir blancos en áreas urbanas densas. El uso de un sistema de verificación tripla de coordinadas pretende evitar la pérdida de civiles.

Además, a pesar de los Estados Unidos y sus aliados reconocieren oficialmente a la Jabhat al-Nusra como una organización terrorista, Washington hace un esfuerzo grande por evitar su derrota completa en Aleppo.

El temor es que la destrucción de los terroristas ponga fin al proyecto político-estratégico del Occidente en la región. Proyecto que no cuenta con el apoyo de la población local. También es importante destacar que el término “oposición moderada” no pasa de una pieza de ficción creada para sostener la propaganda que legaliza el terror en medio de la lucha política.

El cerco de Aleppo, segunda ciudad de Siria, y el fracaso del proyecto occidental en aquel país puede poner fin a la política de padrones dobles que floreció en el Medio Oriente en la última década.

Marcelo Rech es periodista, editor de InfoRel y especialista en Relaciones Internacionales y Defensa. E-mail: inforel@inforel.org.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *