Agenda

Colombia descarta Plan de Paz venezolano
30/07/2010
Documentos aprobados en la Cumbre Presidencial del
03/08/2010

Plan de Paz: verdades y mentiras

Plan de Paz: verdades y mentiras

Marcelo Rech

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela cumplió una gira por siete países en dos días a fines de intentar convencer a los vecinos de que Colombia miente al denunciar la connivencia de Hugo Chávez con las guerrillas de las Farc y el ELN.

En todos los siete países, insistió en hablar que la región necesita de un Plan de Paz para el conflicto colombiano. ¡Es cierto!

Pero no existe Plan de Paz con tolerancia a los grupos irregulares vinculados al narcotráfico y al terrorismo.

No es posible imaginar que Colombia, luego de ocho años de un gobierno duro e inflexible con las guerrillas, simplemente acepte tratar el asunto como si no hubiese padecido casi 50 años de violencia.

Para que un Plan de Paz pueda ser discutido, las Farc deben poner en libertad, y sin condicionamientos, todos los secuestrados. Deben entregar las armas y romper definitivamente con el narcotráfico.

Para que las relaciones entre Colombia y Venezuela puedan restablecerse en un ambiente de cooperación y desarrollo, es necesario que las denuncias presentadas ante la OEA sean objeto de un riguroso chequeo.

La entidad ya sufre con la falta de credibilidad. Omitirse delante de los hechos puede sacramentar su falencia definitiva.

Si las denuncias son mentirosas, el gobierno colombiano tendrá que responder.

Si verdaderas, Venezuela tendrá que explicarse.

Hacer de cuenta que no ocurre algo en una situación como esta, solo ayuda a relegar la región a la condición histórica de quintal de los Estados Unidos.

No es novedad que las Farc están presentes en Brasil, Ecuador, Panamá, Paraguay y en diversos países europeos donde ya negocian futuros refugios para los mandos de Alfonso Cano.

Como también no es ninguna sorpresa que esté enraizada en diversas instituciones políticas y sociales colombianas.

Pasado jueves, los ministros de Relaciones Exteriores de los 12 países que componen la Unión de las Naciones Sudamericanas (UNASUR) se reunieron en Quito, Ecuador para discutir el tema.

Cara a cara estuvieron Nicolás Maduro y Jaime Bermúdez, quienes presentó más pruebas sobre la presencia de guerrilleros colombianos en Venezuela.

El encuentro se reviste de especial importancia, justo en el momento que UNASUR intenta de todas las maneras funcionar en serio.

Principalmente para aquellos como Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador y Venezuela, que no aceptan la OEA ni cualquier actor extraregional como mediadores.

De los 12 miembros, apenas mitad ratificó el Tratado Constitutivo del mecanismo.

UNASUR necesita enseñar a que vino y para qué sirve, y nada mejor que un tema complejo, delicado y lleno de armadillas políticas como esto.

Marcelo Rech es periodista, editor de InfoRel y especialista en Relaciones Internacionales, Estrategias y Políticas de Defensa y Terrorismo y Contrainsurgencia. Correo electrónico: inforel@inforel.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *