Agenda

Los juegos de invierno de Sóchi y la geopolítica
18/01/2014
Ucrania y su situación económica
10/03/2014

Sóchi, una apuesta rusa y un ejemplo para el Brasi

Sóchi, una apuesta rusa y un ejemplo para el Brasil

Marcelo Rech

Durante seis años, Rusia levantó una ciudad entera en el Valle del Imereti para realizar los Juegos Olímpicos de Invierno más compactos y técnicamente más equipados e innovadores en Sóchi.

Han sido seis años de mucho trabajo que serán puestos a prueba a partir de 7 de febrero.

Cuando los rusos han solicitado el 2006 la sede de los Juegos, Sóchi prácticamente inexistía como polo deportivo. Ha sido necesario construir toda la infraestructura de carreteras y aeropuerto, además de la totalidad de las instalaciones deportivas.

Todos los estadios que recibirán las competiciones ya han sido testados en eventos internacionales. En octubre del año pasado, el primer tren realizó el viaje entre Adler y Krasnaya Polyana. El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, ha visitado los locales de competiciones en noviembre pasado y salió impresionado.

El 2006, pocos creían que Rusia podría construir en tan corto plazo 364 instalaciones. Especialistas que han analizado el número de túneles para los transportes ferroviario y por carreteras en las montañas con más de 20 kilómetros de extensión, consideraban eso imposible.

Pero, todo está listo.

Como en Brasil con el Mundial de Fútbol hay muchas versiones sobre el dinero empleado para la realización de los Juegos Olímpicos de Invierno. Allá como aquí, no faltaron críticos para decir que se trata de un gasto inútil que no será compensado.

Diferentemente de aquí, en Rusia, las obras salieron del papel y la población de Sóchi ya recibió su legado. Obras de infraestructura de tratamiento de agua, ingeniería y energía, carreteras y ferrocarriles modernos, todo eso ya existe y quedará luego de los juegos.

Además de eso, las instalaciones deportivas también no serán transformadas en elefantes blancos.

En Rusia, hay demanda y los mismos serán utilizados durante todos los días del año. Los rusos pensaron también en el futuro y las instalaciones deportivas serán utilizadas en la preparación de nuevos atletas para el futuro, algo que aquí todavía inexiste.

Pese el coste de las obras, niños y jóvenes tendrán condiciones de practicar deportes y la población en general tendrá más calidad de vida. Aquí, ese mantra es utilizado para justificar obras super facturadas que en la práctica, quedan en el papel aunque los enormes recursos hayan sido empleados.

Los rusos también vincularan los costes de las obras a las cuotas de patrocinio, loterías y a la venta de billetes, además de las transferencias hechas por el mismo COI.

Mientras tanto, la mascota del Mundial de Fútbol del Brasil saldrá de China sin ningún ingreso para nuestra economía ni para los trabajadores.

No en vano, decenas de peritos internacionales afirman que Sóchi 2014 reúne todas las condiciones para estar entre los mejores Juegos de Invierno ya realizados.

También solo por comparar, con la Copa del Mundo en Brasil, hay selecciones que tendrán de jugar en Río, Sao Paulo, Recife y Manaos, recorriendo distancias continentales y con el cambio de climas absurdo. Todo para atender a intereses mucho más políticos que otra cosa.

Ya en Sóchi nadie tendrá que gastar más que 40 minutos para dislocarse de un local para otro de las competiciones. Ok son dos competiciones que no guardan ninguna relación de semejanza y no podrían ser comparadas entre sí.

Los Juegos Olímpicos son realizados en una única ciudad mientras el Mundial de Fútbol, en tese, es realizado en un país, de forma que todas las regiones sean contempladas y beneficiadas con inversiones en sus infraestructuras y obras y obtengan retorno posteriormente.

Pero, la comparación aquí no dice respecto a las competiciones, sino a la organización de los eventos en términos políticos, económicos y logísticos. En ese sentido, estamos literalmente “patinando”.

En Sóchi también todas las instalaciones deportivas llevaron en cuenta las necesidades especiales de los espectadores y ninguna adaptación tendrá de ser hecha para los eventos paralímpicos.

En términos tecnológicos, toda la infraestructura de comunicaciones está igualmente lista y testada y cada espectador tendrá de registrarse para poder comprar los billetes, lo que refuerza la seguridad en los locales de los eventos.

Los organizadores de los Juegos no ignoraron las peculiaridades ambientales de Sóchi una vez que la ciudad está localizada entre la reserva de la biosfera del Cáucaso y el Parque Nacional que ha sido expandido.

Ahí Rusia decidió reforestar las áreas degradadas por las obras, antes del inicio de los Juegos, algo que podrá ser conferido por aquellos que ahí estuvieren. Sería interesante si los responsables por la organización del Mundial y de los Juegos Olímpicos de 2016 se diesen al trabajo de conocer esas acciones in loco.

Marcelo Rech es periodista, especialista em Relaciones Internacionales, Estrategias y Políticas de Defensa, Terrorismo y Contrainsurgencia, y Derechos Humanos en los Conflictos Armados, y director del Instituto InfoRel de Relaciones Internacionales y Defensa. E-mail: inforel@inforel.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *