Agenda

Defensa y Desarrollo Sostenible de Amazonía
17/08/2010
Comunicado Conjunto Perú – Chile
17/08/2010

UNASUR: bautismo de fuego

UNASUR: bautismo de fuego

Marcelo Rech

El próximo viernes, 20, los ministros de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, y de Venezuela, Nicolás Maduro, van reunirse en Caracas.

Tienen por adelante, concretar lo que politicamente los presidentes Juan Manuel Santos y Hugo Chávez, acordaron en la semana pasada en Santa Marta.

Para el venezolano, el papel desarrollado por la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) ha sido fundamental para que Colombia y Venezuela restablecieran las relaciones.

En términos prácticos, Hugo Chávez fue aislado en la región.

También por las declaraciones de Fidel Castro para quienes Colombia no tiene planes de invadir a Venezuela.

Eso hechos han sido determinantes para que el líder bolivariano aceptase conversar.

Chávez también percibió que el embate solo empeoraba la crises económica interna con el desabastecimiento y la falta de alimentos.

El día 26 de septiembre, Venezuela realiza elecciones legislativas y la oposición empieza a crecer por todo el país.

Es posible decir que el momento exigió un reculo estratégico de Chávez.

UNASUR

UNASUR fue importante en ese proceso, pero no determinante.

Para Venezuela, el mecanismo enseñó fuerza y capacitad en actuar, algo que la OEA, por ejemplo, hace algunos años no enseña.

Asimismo, imaginar que la centenaria Organización de los Estados Americanos pueda ser sustituida por la recién nacida Unión de las Naciones Sudamericanas es demasiado.

América del Sur gana un organismo que si bien trabajado y libre de las contaminaciones ideológicas, puede contribuir a la estabilidad regional.

Estados Unidos y sus aliados en la región, Chile, Colombia y Perú, no permitirán que UNASUR se fortalezca a punto de amenazar la existencia de la OEA.

Hasta los elogios del Departamento de Estado deben ser recibidos con prudencia.

Puede sonar raro, pero un conflicto armado en Sudamérica es lo que Estados Unidos no quiere y no desea.

Muchas veces, es mejor soportar gobiernos hostiles a enfrentarse en guerra contra ellos.

Si el precio a ser pagado por la estabilidad regional es la UNASUR, entonces que sea bienvenida, pero sus pasos son monitoreados desde cerca y su avance controlado.

Marcelo Rech es periodista, editor de InfoRel y experto en Relaciones Internacionales, Estrategias y Políticas de Defensa y Terrorismo y Contrainsurgencia. Correo: inforel@inforel.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *