Brasília, 20 de outubro de 2019 - 01h55
La encrucijada argentina: crisis económica versus corrupción

La encrucijada argentina: crisis económica versus corrupción

03 de outubro de 2019 - 18:08:20
Compartilhar notícia:

Marcelo Rech

El 27 de octubre, los argentinos van a las urnas para elegir su presidente. El actual, Mauricio Macri, concurre a la reelección y su principal oponente, Alberto Fernández, cumple como fórmula de Cristina Kirchner que prefirió figurar como candidata a la vicepresidencia.

Argentina encara eso proceso electoral envuelta en una enorme y difícil crisis económica. Macri sigue siendo tragado por el desajuste y el agravamiento del cuadro general. Hoy, perdería la elección ya en la primera vuelta. Al que parece, hay poquísimo tiempo para reaccionar una vez que las medidas económicas no producen efectos inmediatos.

Además, el presidente tiene que encarar un escandalo de corrupción que se acerca cada día más a la Casa Rosada. A principios de agosto, Angelo Calcaterra, primo del presidente y heredero de las empresas de la familia Macri confesó haber sobornado por medio del pagamiento de propinas, altos funcionarios del gobierno de Cristina Kirchner.

Como reseña la prensa argentina, Calcaterra es hijo de una tía paterna del Mauricio Macri. Él se convirtió dueño de las empresas del padre del presidente, Franco Macri, una vez que el hijo prefirió seguir carrera política. Él está involucrado en un esquema de sobreprecio de las obras del metro Sarmiento, que contaba con la participación de la brasileña Odebrecht. En febrero de ese año, las investigaciones de la Lava Jato en Brasil empezaron a explotar en el país vecino.

Argentina también investiga posibles casos de corrupción de la constructora brasileña en el país. Inmediatamente, Calcaterra vendió la IECSA, empresa clave em el esquema, para verse libre de cualquier acusación. No ha sido suficiente.

En total, 49 personas son investigadas en Argentina por corrupción vinculadas con Odebrecht. El expresidente de la empresa, Marcelo Odebrecht, confesó haber pagado cerca de US$ 35 millones en propinas para obtener obras en Argentina, según el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Las confisiones del primo dejan expuesto al presidente, en una situación todavía más delicada. Mientras la transparencia sea importante para su imagen, queda claro que Calcaterra ha trabajado en beneficio de las empresas del Grupo Macri. Los argentinos ya padecen de una economía que parece imparable y sienten que Mauricio Macri no reúne las condiciones esenciales para seguir al frente del gobierno.

En las primarias de agosto, quedo 15 puntos atrás de Alberto Fernández. Una diferencia que ya sería, por obvio, muy difícil de superar. El escandalo de corrupción puede representar la bala de plata en sus intenciones de reelegirse.

Marcelo Rech es periodista y editor de InfoRel: E-mail: inforel@inforel.org.